lunes, 26 de mayo de 2008

Características de los períodos de Guzmán Blanco







En 1870 el mismo encabeza una revolución y logra entronizarse a la manera de los dictadores; en 1873 es electo Presidente de la República y gobierna en forma progresista hasta 1877; este período se conoce con el nombre de Septenio; luego asciende al poder Linares Alcántara, quien muere repentinamente y es Guzmán Blanco quien se encarga de nuevo de la Presidencia, desde 1879 hasta 1884, es decir, el período llamado Quinquenio; de 1884 a 1886 gobernó Joaquín Crespo, tornó a mandar Guzmán Blanco desde 1886 a 1888, período conocido con el nombre de Bienio.





El Septenio (1870-1877)




Este primer mandato de Guzmán Blanco, que culminó el 20 de febrero de 1877, pasó a conocerse como el Septenio.El 27 de mayo de 1874, reformó la Constitución que en 1864 había planteado y establecido el nombre oficial de Estados Unidos de Venezuela para el país; las principales modificaciones de la Carta Magna supusieron la reducción del mandato presidencial a dos años y el cambio del voto secreto por un voto público, escrito y firmado.A continuación, logró que fuera elegido para reemplazarlo un militar fiel y de su confianza llamado Francisco Linares Alcántara. Luego se dirigió de nuevo a Europa para cumplir funciones diplomáticas.El gobierno, decidida e inesperadamente contrario a Guzmán Blanco, que ejerció Linares, hizo que sus partidarios, encabezados por Gregorio Cedeño, se rebelaran para dar lugar a la denominada Revolución Reivindicadora.






El Quinquenio


(1879-1884)


Luego de ser reelegido para dos años más, éste gobernó hasta 1884 a lo largo del periodo que suele denominarse el Quinquenio. En esos años, proclamó, el 27 de abril de 1881, una nueva Constitución que cambiaba el nombre y las extensiones de los estados venezolanos. En 1884, consiguió la elección presidencial de otro de sus seguidores, cuyo mandato duró dos años (1884-1886).
Guzman Blanco fue elegido en 1886 para un periodo que habría de extenderse desde el 14 de septiembre de ese año hasta 1888, un año antes, cansado de gobernar, decidió abandonar la política y se dirigió a Europa, pero antes de esto le otorgo mandato a el general Hermógenes López. Ese último año, el 26 de enero, pidió al Reino Unido que sus ciudadanos que se encontraran en los territorios ubicados entre el Orinoco y el Pomeroon se retiraran de dichos lugares .El 21 de febrero de 1887, rompió relaciones diplomáticas con el gobierno
británico.
Guzmán Blanco había modernizado gran parte del país, y dado unión nacional a Venezuela, que vivió durante 22 años alejada de las luchas civiles. Ordenó la creación de obras públicas que sirvieron de mucho para la población.





El Bienio (1886-1888):


Hasta 1886 gobierna Crespo sin que se desenvuelva una oposición frontal al guzmancismo. El nuevo presidente prefiere acomodar a su clientela política con el objetivo de fabricar un parapeto de apoyo que le permita negociar con Guzmán Blanco sin desplazarlo. Surgen posturas intermitentes de rechazo a Guzmán Blanco y hasta un intento armado que fracasa, pero el presidente Crespo culmina su bienio proponiendo la candidatura de su compadre Antonio Guzmán Blanco. Se trata de un movimiento dirigido en la cúpula, que denomina La Aclamación Nacional. Los publicistas afectos al Gobierno hacen que Guzmán Blanco (ausente entonces en Europa) sea incluido en la nómina del Consejo Federal. A la postre es electo para el bienio 1886-1888 y toma posesión el 15 de septiembre de 1886. Ahora modifica el estilo que lo había distinguido anteriormente, ya que en lugar de manipular el escenario para el ejercicio de un influjo directo e inmediato, mueve las piezas con el objeto de dirigir el gobierno por interpuesta persona, mientras permanece en el extranjero. Su regreso coincide con el mejoramiento de la actividad económica y con el aumento de valor de los títulos de la deuda pública, circunstancias que aprovecha para presentarse como superdotado en la solución de los problemas surgidos durante el mandato de Crespo.